México en el Mundo. Segundo debate presidencial 2018

Susana Pedroza

16 de mayo, 2018



“México en el Mundo” es el título con el que el Instituto Nacional Electoral (INE) ha nombrado al tema del Segundo Debate Presidencial 2018, que se realizará el domingo 20 de mayo, a las 21:30 horas (Centro), desde la ciudad de Tijuana, en las instalaciones de la Universidad Autónoma de Baja California.

 


En esta ocasión, el INE pone a prueba un formato distinto en el que se integró la participación ciudadana con 42 personas previamente seleccionadas que estarán presentes en el recinto del Debate y de las cuales seis tendrán la oportunidad de cuestionar directamente a la y los candidatos. 

 


Los moderadores serán los destacados periodistas, comunicadores y analistas Yuriria Sierra Solorio y León Krauze Turrent, cuya función estará enfocada en otorgarle claridad y rigor analítico al desarrollo del Debate, que haga visible a la ciudadanía las capacidades, fortalezas y debilidades de los candidatos y sus propuestas. 

 


La temática de este Segundo Debate Presidencial abordará tres puntos fundamentales para el país: 1) Comercio exterior e inversión; 2) Seguridad fronteriza y combate al crimen transnacional, y 3) Derechos de los migrantes.

 


Las expectativas generadas por este ejercicio de la democracia, en términos generales es -en nuestra opinión- de relativo interés. A ese respecto, más allá de ese perceptible desinterés colectivo por las intensas campañas políticas que no terminan -en términos coloquiales- de “cuajar” o, mejor dicho, de convencer al electorado, parece conveniente invitar a la reflexión sobre dos puntos.

 


El primer punto tiene que ver con el título del tema del debate “México en el Mundo”. No existe un formato de Debate que otorgue el tiempo suficiente para abordar un sinfín de problemáticas que un aspirante a Jefe de Estado y de Gobierno debe dominar, al menos de forma teórica y elemental. Este Debate tendrá la duración de una hora con 50 minutos, de manera que el tema nombrado se antoja sumamente ambicioso. 

 


Hay que recordar que los debates son instrumentos de la democracia que tienen como propósito alcanzar mayor información para las y los electores, información de fondo en cuanto a las propuestas y las soluciones de cada aspirante a la Presidencia de México pero, de igual o mayor importancia resulta la exposición y el desenvolvimiento de la y los contendientes, que en muchas ocasiones son factores determinantes.

 


Por ello, el grado o nivel de persuasión que logren la y los candidatos será decisivo, el reto no parece sencillo, toda vez que persuadir al electorado presenta dos tareas primordiales: 1) Ganar la confianza de la ciudadanía en su persona, y 2) Obtener la confianza de la ciudadanía en sus respectivos proyectos y propuestas de solución. 

 


El segundo punto gira en torno a las respuestas que proporcionen la y los candidatos. Esto no se tratará solo de presencia política (imagen, forma y estilo), sino en cuanto a que las preguntas deberán tener respuestas con un alto grado de precisión, concreción y claridad.

 


“México en el Mundo” exige un dominio del escenario y no solo de los subtemas genéricos señalados, se requiere de un amplio conocimiento del derecho internacional y de los derechos humanos en un contexto globalizado, toda vez que en la medida en que se posea dicho conocimiento, será posible entender y atender las problemáticas que aquejan a la sociedad y al desarrollo del país.

 


Será interesante escuchar no solo los diagnósticos y las propuestas políticas, sino las soluciones jurídicas, concretas y precisas, que tiendan a revertir los graves índices impunidad y corrupción en que se encuentra México, en el ámbito tanto nacional como internacional, y que provocan el estancamiento de su desarrollo comercial y social.

 


*Investigadora titular “B” del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM; coordinadora general de la División de Estudios de Posgrado y del CIJUREP de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, e investigadora nivel III del Sistema Nacional de Investigadores (SNI).


Las opiniones son responsabilidad de quien suscribe.

Compartir en:


Estamos hablando de: